HOMENAJES

CLORINDA MATTO DE TURNER
(Cuzco, 11/11/1854- Buenos Aires, 10/25/1909)


Clorinda Matto de Turner (Grimanesa Martina Mato Usandivaras) es famosa por su novela Aves sin nido (1889), la cual alborotó a los lectores peruanos porque describe la corrupción y la explotación existentes en un pueblito andino.

Pasó su niñez en Paullo-Chico, hacienda en el Valle Sagrado, cerca del Cuzco, mientras su progenitor es subprefecto de la provincia de Calca.

Casada el 27 de julio de 1871con Joseph Turner, norteamericano. Tras enviudar en 1881, y debido a un periodo de dificultades económicas, radicó en Arequipa dedicándose al periodismo.

Tras la guerra con Chile, se trasladó a Lima, frecuentando tertulias y círculos literarios.

Perteneció a la primera generación de mujeres ilustradas en el Perú. Fue directora de El Perú Ilustrado entre 1889 y 1892. Debido a sus actividades políticas, hubo de exiliarse en Buenos Aires en 1895, desde donde continuó con su labor periodística y editando libros.

Autora de Aves sin nido (1889), la novela peruana más leída y traducida en el siglo XIX y participante de la corriente indianista con influencias del naturalismo francés. En esta obra denunció la explotación de los indígenas y el abuso sexual de las mujeres por sacerdotes que ejercen su ministerio en la región. La autoridad eclesiástica prohibió el libro. En esta obra se contaba la historia de amor entre un hombre blanco y una mujer india, quienes no podían casarse por tener un mismo padre (un sacerdote). A raíz de esta publicación la Iglesia católica inició una campaña en contra de Clorinda Matto; fue excomulgada y las masas instigadas por el clero asaltaron su casa, incendiaron su efigie y quemaron sus libros, que fueron prohibidos.

Las preocupaciones centrales de Clorinda Matto de Turner eran siempre la moralidad, la igualdad y la justicia para todos. Pensaba que los escritores son responsables de reflejar las injusticias de la realidad social y de exigir reformas. Fue profundamente patriótica y alentó la creación literaria que expresaba temas específicamente peruanos y que describiera la vida, las costumbres y el patrimonio de su tierra natal. Sus tradiciones estaban fundadas en el folklore del país y en la historia colonial de Cuzco.

En 1908 Matto recorrió gran parte de Europa y escribió un diario de las impresiones de su viaje por Italia (donde tuvo audiencia con el Papa), Suiza, Alemania, Inglaterra, Francia y España, país donde dictó conferencias sobre Argentina y Perú. A finales de ese mismo año regresó a Buenos Aires y, aunque bastante enferma, terminó el libro de comentarios sobre sus impresiones de Europa, Viaje de recreo, justo antes de morir de pulmonía, en una clínica de Buenos Aires, el 25 de octubre de 1909. Legó parte de sus bienes al Hospital de Mujeres de Cusco y donó su biblioteca al Concejo [sic] de Educación de Buenos Aires. Sus restos fueron repatriados en 1924.

 

Obras

Tradiciones y leyendas
Perú: Tradiciones cuzqueñas, 1884
Tradiciones cuzqueñas. 2 vols, 1886
Leyendas y recortes, 1893

Novelas


Aves sin nido, 1889
Índole, 1891
Herencia, 1893

Teatro


Hima-Sumac: Drama en tres actos y en prosa, 1893

 

 


CON VALLEJO EN LOS ESTADOS UNIDOS (2018)


En ocasión del Primer Encuentro de Autores: “Perú, al Pie del Orbe”, a 100 años de los Heraldos Negros de C. Vallejo, hago un recuento de lo que se hizo y se hace en los Estados Unidos por este poeta, ya que él en vida no pasó por estas tierras del Tío Sam, de haberlo hecho, tal vez hubiese escrito algo similar a lo que hizo su contemporáneo, el poeta granadino Federico García Lorca, cuando visitó Nueva York en1929, dejándonos su famoso libro Poeta en Nueva York. Ya sabemos que Vallejo dejó sus huellas en los países que visitó, prueba de ello son sus libros sobre Rusia: Rusia 1931 y Rusia ante el Segundo Plan Quinquenal, sus versos escritos en Francia (“Me moriré en París con aguacero...), y ese tremendo libro: España, aparta de mí este cáliz, con el tema de la guerra civil española, lo que Picasso pintó en su obra Guernica y a Federico García Lorca le costó la vida. Quizás Vallejo hubiese escrito un libro con el título de "Tío Sam, aparta de mi este cáliz", pero como no tuvo oportunidad de llegar a estas tierras, lo que ahora nos interesa es rastrear el conocimiento que se tiene sobre él en este país. Está demás decir que él es materia de estudio en los centros de educación de las letras españolas, sus obras son examinadas por los especialistas en literatura, quienes nos sorprenden con sus libros, ensayos y artículos en periódicos y revistas con temas vallejianos. Con frecuencia hay conferencias y recitales de su poesía, como el que a mí me tocó organizar el 18 de marzo de1992, año en el que se celebraba en el mundo entero el centenario de su nacimiento. Yo acababa de fundar el Instituto de Cultura Peruana en Miami y no podía dejar que esa fecha pase desapercibida por la puerta de mi casa.

Aquella vez tenía grandes ilusiones en cuanto a promover la cultura peruana en un lugar extraño y ajeno que desconocía nuestras tradiciones, valores, fechas patrióticas, idiosincrasia, historia, música, folclore, creencias y todo aquello que hacen del Perú, un país diferente a los demás que tienen su cuota de representantes en esta ciudad, haciendo de Miami un mosaico interesante de culturas. Yo sabía cuántos peruanos vivíamos aquí -más de 50,000-, y sabía cuántas instituciones representativas teníamos aquí -más de 20- además del Consulado del Perú. Con esta base de apoyo decidí rendirle un homenaje a Vallejo en fecha tan importante. Conseguí el auditorio del Centro Graham de la Universidad Internacional de la Florida. Se publicaron notas de prensa, y hasta el Concejo Municipal de Miami-Dade preparó un pergamino proclamando esa fecha como el "Día de César Vallejo" en esta ciudad. Llegado el momento del acto, yo hablé sobre la vida de Vallejo, la doctora Clavijo presentó un estudio sobre la obra del poeta, y un declamador presentó una selección de su poesía que caló hondo en el sentimiento de los asistentes al acto. El poema “Masa” me hizo pensar en que Vallejo era el cadáver de quien habla él mismo allí, pues, que uno o dos hablen del poeta no es suficiente, cien mil, quinientos mil tampoco; la humanidad entera tiene que oír su mensaje de solidaridad humana. Pues, "hay, hermanos, muchísimo que hacer", lo dijo Vallejo en su poema “Los nueve monstros”, lo cual les repito a mis compatriotas que viven dentro y fuera del Perú, hay mucho que hacer por él. Guiado por este pensamiento volví a hacer algo por él en marzo de 1994, convoqué a un concurso de poesía y narración en su nombre al que concurrieron un centenar de escritores de diferentes nacionalidades desde varias ciudades de los Estados Unidos y Canadá. En el transcurso de ese año difundí la obra de Vallejo a través de la prensa, peñas literarias y en el acto de entrega de los premios del concurso. A través de estas actividades fui informándome de lo que otros peruanos en otras partes de los Estados Unidos hacen por él. Un día me enteré de la existencia de una asociación de mis compatriotas en New Jersey con el nombre de “Sociedad Cultural César Vallejo”. Otro día recibí unas revistas de la “Asociación de Médicos Peruanos de Chicago”, en las que habían publicado varios artículos sobre el poeta.

El 15 de abril del 2011 le organicé otra vez un homenaje a nuestro poeta universal, en cuyo honor el gobierno peruano promulgó una ley estableciendo el 15 de abril de cada año como el Día de la Poesía. En esta fecha murió Vallejo en París en 1938 en el abandono y lejos de su patria. Fecha del que él ya había escrito: “Me moriré en París con aguacero, un día del cual tengo ya el recuerdo…”.

En otras oportunidades asistí a recitales de su poesía presentadas por organizaciones no peruanas, lo que me dio a entender que la difusión de la obra de nuestro poeta no era asunto sólo de peruanos: Vallejo, es un poeta universal .

Este año del 2018, es la tercera vez que nos dedicamos a promover a Vallejo en esta parte de los Estados Unidos. Esta vez con la adición de su viuda Georgette Philippart, quien no solamente fue su esposa sino guardián y promotora de la obra de Vallejo. A nombre de ambos hemos convocado a nuestro

XXVII Concurso internacional de poesía y narración, en el que han participado escritores de 7 países: Uruguay, Argentina, México, Perú, Panamá, Cuba y Guatemala, cuyos triunfadores en poesía son: Primer Lugar: José Lissidini Sánchez (Uruguay), Segundo Lugar: Alexis Soto Ramírez (Cuba) y Tercer Lugar: Marco Antonio Guerrero Caballero (Perú). Menciones: Raúl Heraud (Perú), Berenice De la Cruz (USA), Robert Allen Goodrich Valderrama (Panamá), Rosa Fuentes (Cuba) y Fidel Alcántara Lévano (Perú). En narrativa, los concursantes premiados son los siguientes: Primer Lugar: Bertha L Jacobson (México), Segundo Lugar: José Lissidini Sánchez (Uruguay) y en Tercer Lugar: Frank Otero Luque (Perú). Menciones: Luis Rudy Xalin Balán (Guatemala), Damary Ordones (Cuba), Ana Kika López (Cuba), Gladys C. Arenas de Cuaboy (Perú) y Elver Renferí Herrera (USA), cuyos trabajos premiados en primer, segundo y tercer lugar  son parte de esta antología.


En la primera jornada de este Primer Encuentro de Autores: “Perú, al pie del Orbe” a 100 años de los Heraldos Negros de Vallejo, que tuvo lugar en Miami los días 27, 28 y 29 de julio, tuvimos la presencia del Dr. Danilo Sánchez Lihon, presidente de Capulí, Vallejo y su Tierra, Jaime Sánchez Lihón, Ángel Edgardo Chirinos Lavander, Omira Bellizzio, Lyerka Bonanno, Addhemar Sierralta, Francisco Henríquez, Rossana Solari, Juan Chaparro, Liana Avalos, Chaco Gil e Isabel Narro Llanes, quienes presentaron muestras de sus trabajos literarios que permanecerán en estas tierras, del mismo modo como se conserva aquí la obra “La Florida del Inca” de nuestro compatriota el Inca Garcilaso de la Vega, cuyo busto adorna una de las principales avenidas de esta ciudad.

Considerando que este certamen nació en esta ciudad para permanecer en el tiempo, nos comprometemos repetir este evento aquí el próximo y los años subsiguientes en esta misma fecha, en homenaje a otros escritores peruanos cuyo legado debemos conservar. Vaya pues desde hoy nuestra invitación a escritores peruanos y no peruanos e instituciones literarias a asistir a este evento de hermandad literaria.

Agradezco la presencia de los asistentes a este evento que acaba de finalizar, y agradezco también el apoyo del Consulado del Perú, de Miami-Dade County Gobernment, del periódico La Visión de Atlanta, GA, y de todos los que contribuyeron en la promoción de este evento.
 

Ricardo Calderón Gutierrez , Presidente del ICP

 


ESCRITORES PERUANOS HOMENAJEADOS A TRAVÉS DE LOS AÑOS

Luis Alberto Sáchez, Federico Barreto, Nicomedes Santa Cruz Gamarra (2008), Julio Ramón Ribeyro (2007), Manuel Scorza (2006), Enrique Solari (2005), José Carlos Mariátegui (2004), Ciro Alegría (2003), Manuel Gonzalez Prada (2002), Flora Tristan (2001), Abraham Valdelomar [2000), J.M Arguedas (1999), J.M. Eguren (1998), José Santos Chocano (1997), Ricardo Palma (1996), Inca Garcliaso de la Vega (1995) and César Vallejo (1994).

 

Luís Alberto Sánchez

 Luis Alberto Sánchez

La figura de Luís Alberto Sánchez cubre casi todo el siglo XX. Político, periodista, crítico literario, historiador, narrador y, sobre todo, maestro. Nació en Lima el 12 de octubre de 1900. Luís Alberto Sánchez o simplemente LAS, ingresó a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos cuando tenía 17 años. Se graduó de Doctor en Letras, en 1922. Se recibió también de Abogado.

Fue Rector de la Decana de América en tres oportunidades (1946, 1961 y 1966). Durante su gestión como máxima autoridad sanmarquina se construyó la Ciudad Universitaria, organizó la imprenta de San Marcos, la Escuela de Periodismo, entre otras importantes obras.

Antes de su muerte acaecida en febrero de 1994, Luís Alberto Sánchez expresó: "Una de las pocas cosas de las que me siento orgulloso es haber contribuido a organizar una universidad como San Marcos". En vida se entregó al mundo intelectual, fue uno de los personajes más carismáticos de su país, capaz de provocar sentimientos dispares entre los cuales nunca se encontró la indiferencia.

Como escritor, publicó incontables artículos y crónicas periodísticas sobre los más variados asuntos; sus libros pasan de un centenar, de los que podemos mencionar: Los poetas de la Colonia, Historia comparada de las literaturas americanas, La literatura peruana, Aladino o vida y obra de José Santos Chocano, Garcilaso Inca de la Vega, Proceso y contenido de la novela hispanoamericana, Testimonio Personal. Memorias de un peruano del siglo XX, Haya de la Torre y el Apra, Breve historia de América, La Universidad Latinoamericana, La Universidad no es una isla, entre otras obras. Como político, desarrolló una crucial y paciente labor. Fue figura prominente del Partido Aprista Peruano. Ejerció ocasionalmente, la Presidencia de la República, cuando el entonces presidente Alan García Pérez se encontraba fuera del país.

Luís Alberto Sánchez, Rector Emérito de San Marcos, fue un verdadero defensor de la libertad, del sistema democrático y de la constitución política del Estado.


HOMENAJE A

FEDERICO  BARRETO
(Tacna 1868-1929 Francia)

 

Mejor conocido como "El cantor del cautiverio", es uno de los tacneños que más destaca por su pluma y su verbo, inspirados siempre en su profundo y noble sentimiento de amor a la patria, a su pueblo y a la mujer; lo que se evidencia en poemas como: "A Grito Herido", "Mi Patria y mi Bandera", el "Himno Rojo", "Más allá de la muerte" y tantos otros, que aparecen en sus libros "Algo Mío" (1912), "Aroma de Mujer" (1927), Poesías (1964, edición póstuma) y narraciones históricas, recopiladas de diversas fuentes.

 


HOMENAJE A

NICOMEDES SANTA CRUZ

El Instituto de Cultura Peruana (ICP) de Miami rindió homenaje al poeta Nicomedes Santa Cruz Gamarra (1925-1992) en el 2008, en cuyo nombre organizó su XVII concurso de poesía y narración.

Nicomedes es el máximo representante de la negritud en el Perú por ser el primer poeta en tratar el tema negro resaltando la aportación del afroperuano en el devenir histórico del Perú. Prueba de ello es la designación del 4 de junio, fecha de su nacimiento, como Día de la Cultura Afroperuana. Nicomedes fue un poeta por vocación, folklorista por tradición, periodista de profesión y presentador de radio y televisión. Figura literaria peruana de calibre internacional; autor de unas 4,000 décimas publicadas en varios volúmenes: Décimas (1959, 1960, 1966), Cumanana: Antología afroperuana (1964), Canto a mi Perú (1966), Antología: Décimas y poemas (1971), Ritmos negros del Perú (1971), Rimactampu: rimas al Rimac (1972). Tondero y marinera (1973) y La décima en el Perú (1982).

Mariela A. Gutiérrez nos dice que “por lo general, Santa Cruz es reconocido por la mayor parte de los críticos literarios e historiadores como el más alto representante del “Negrismo” en Perú. Su producción literaria se caracteriza por estar colmada de folklore y autenticidad; ante todo, los variados elementos de tradición popular que emergen en su obra se inspiran en la lengua popular de los negros peruanos, en su pasado cultural e histórico y en sus experiencias, pasadas y presentes, las que en muchas ocasiones tienen razón de ser dado a una variedad de injusticias sociales que son comúnmente motivadas por el siempre brusco choque racial entre dos —o más— culturas que comparten un mismo territorio, sobre todo cuando una de ellas, en este caso la blanca, es la cultura predominante".

 

 

 

 


NICOMEDES SANTA CRUZ GAMARRA(1925-1992)

 

   Poeta por vocación, folklorista por tradición, periodista de profesión y presentador de radio y televisión. Figura literaria peruana de calibre internacional; autor de unas 4,000 décimas publicadas en varios volúmenes: Décimas (1959, 1960, 1966), Cumanana: Antología afroperuana (1964), Canto a mi Perú (1966), Antología: Décimas y poemas (1971), Ritmos negros del Perú (1971), Rimactampu: rimas al Rimac (1972). Tondero y marinera (1973) y La décima en el Perú (1982). Máximo representante de la negritud en el Perú por ser el primer poeta en tratar el tema negro resaltando la aportación del afroperuano en el devenir histórico del Perú. Prueba de ello es la designación del 4 de junio, fecha de su nacimiento, como Día de la Cultura Afroperuana.
 

 


CALENDARIO DE ACTIVIDADES EN HOMENAJE A
NICOMEDES SANTA CRUZ GAMARRA

  • Nicomedes Sta cruz
      De enero a diciembre: Divulgación de su obra a través de la prensa y en peñas literarias.
      Marzo: Convocatoria al XVII Concurso de Poesía y Narración.
      Abril: Presentación de una selección de sus obras.
      Julio: Entrega de premios a los triunfadores en el XVII concurso literario durante la celebración del 187º Aniversario de la Independencia del Perú, cuya fecha y lugar se anunciarán oportunamente.
      Noviembre: Publicación del libro Poetas y Narrado-res del 2008, con las obras premiadas en nuestro concurso y otras presentadas a este evento literario.
       Diciembre: Presentación del libro Poetas y Narradores del 2008 en el acto de celebración del XVIII Aniversario del Instituto.
     


JULIO RAMÓN RIBEYRO

      Nació en Lima en 1929. Estudió Derecho y Letras. Viajó por España, Bélgica, Alemania y Francia, radicó en este último país por varios años soportando duras condiciones de vida. Trabajó como periodista en la Agencia France-Press, donde permaneció hasta 1971, año en que fue nombrado Consejero Cultural del Perú ante la UNESCO. Considerado como el más logrado de los escritores del 50, dentro del llamado “realismo urbano”.

      Su colección de cuentos “Los gallinazos sin plumas” (1955) le ha dado fama y representa una pieza antológica. Castro Arenas lo considera “espeluznante, amargo y, en cierta manera, cruel retrato de la miseria humana y material que impera en los núcleos marginales de la capital peruana.

     En 1959 recibió el Premio Nacional de Novela. En 1974, se le detectó cáncer por su adición al cigarro; sin embargo, los dos últimos años de su vida fueron los más felices, que se apagó el 4 de diciembre de 1994, días después de obtener el Premio Juan Rulfo, para muchos el más importante en habla castellana, distinción que reafirmó la resonancia de su obra no sólo para los peruanos sino para todos los hablantes en lengua española.

     Entre sus novelas destacan: La palabra del mudo, Crónica de San Gabriel, Los hombres y las botellas, Cuentos de circunstancias, Silvio en el rosedal (1977). Teatro: Atusparia y Santiago el Pajarero.



MANUEL SCORZA
Peru, Lima, 1928 - Madrid, 1983
POETAS PERUANOS CONTEMPORANEOS

Manuel Scorza nació en Lima el 9 de setiembre de 1928. Luego de pasar algunos años en Acoria, departamento de Huancavelica, volvió para terminar su formación escolar en el Colegio Militar Leoncio Prado. En 1945 ingresó a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y comenzó una etapa de febril actividad política.

En 1948, a los 20 años, Scorza se vió obligado a salir del país en calidad de exiliado. "Fueron años de aprendizaje bajo el rigor y la dureza. Dejaron huellas inextinguibles en el joven Manuel Scorza, pero él las pudo transmutar en una poesía de vigorosa expresión, de logrado pulso. Muchos de los versos que integrarían su primer poemario, "Las imprecaciones" (México: 1955), son fruto del desconsuelo en que se halla inmerso el exiliado.

No volvió hasta el fin de la dictadura, diez años después, obteniendo ese mismo año el Premio Nacional de Poesía con "Las Imprecaciones", su primer poemario publicado en México hacía tres años.

" Manuel Scorza abre una etapa cultural realmente notoria y absolutamente novedosa. El novelista cubano Alejo Carpentier da cabal noticia: "Este peruano preocupado por la cultura de su pueblo y de América toda se dio a la tarea un tanto riesgosa pero entusiasta de preparar el Primer Festival del Libro con una selección de diez mil volumenes de autores clásicos americanos. Las quince mil colecciones a la venta en quioscos situados en distintos lugares de la capital se agotaron en menos de una semana".

La experiencia se repetiría con idéntico éxito en Colombia, en Venezuela, en Cuba. Consistía en editar a bajo costo y en poner los volúmenes a la venta evitando intermediarios. Manuel Scorza era ahora un editor popular."

Fue en su obra narrativa, sin embargo, donde Scorza encontró el espacio ideal para explayarse sobre los problemas sociales del Perú. Su primera novela, "Redoble Por Rancas" forma parte de un ciclo denominado La Balada (también llamado La Guerra Silenciosa) donde, desde una óptica eminentemente poética que fusiona mitos ancestrales e historia, Scorza muestra la antigua lucha de los campesinos para recuperar sus tierras.

Las demás novelas que componen este ciclo, "Historia de Garabombo el Invisible"(1972), "El Jinete Insomne"(1977), "Cantar de Agapito Robles"(1977) y "La Tumba del Relámpago", continúan uniendo el realismo social a la fantasía poética.

Esta serie de novelas, traducida a más de 40 idiomas, se ha constituido en una de las más difundidas y reconocidas de la literatura peruana del siglo pasado.

En 1968, en plena efervescencia de las luchas campesinas en la sierra central, y en virtud a su activa participación a través de un movimiento político indigenista, Scorza se ve obligado a abandonar nuevamente el país con destino a París.

"(...) Es lector de literatura hispanoamericana en la Ecole Normale Superieure de Saint Cloud. Lleva consigo dos manuscritos, un poemario y una novela: "El vals de los reptiles" y "Redoble por Rancas". Se publican el mismo año, 1970. El primero, en México; el segundo, finalista del Premio Internacional Planeta, en Barcelona."(3)

Manuel Scorza dejó de existir a los 55 años de edad, cuando su obra estaba en plena vigencia y acababa de publicar, su última novela: "La Danza Inmóvil", que significaba una ruptura radical con el ciclo de La Guerra Silenciosa.

La madrugada del 28 de noviembre de 1983, el boeing 747 de la compañía colombiana Avianca, que iba a aterrizar en el aeropuerto de Barajas (Madrid), con destino final Bogotá, cayó a tierra un minuto antes de llegar al aeropuerto madrileño, cegando la vida de uno de los más importantes poetas y narradores peruanos del siglo pasado.

( Extraído de La memoria de los olvidos: Manuel Scorza, artículo-homenaje del escritor español Juan Gonzalez Soto (e-mail: Cfacat@nil.fut.es) aparecido en la edición N0. 13 de Letralia, publicación electrónica dedicada a la literature)

 

EPÍSTOLA A LOS POETAS QUE VENDRÁN

Tal vez mañana los poetas pregunten:
¿por qué no celebramos la gracia de las muchachas?
quizá mañana los poetas pregunten
¿por qué nuestros poemas
eran largas avenidas por donde venía la ardiente cólera?
Yo respondo: por todas partes se oía llanto,
por todas partes nos cercaba un muro de olas negras.
¿Iba a ser la poesía
una solitaria columna de rocío?
Tenía que ser un relámpago perpetuo.
Yo os digo:
mientras alguien padezca,
la rosa no podrá ser bella;
mientras alguien mire el pan con envidia,
el trigo no podrá dormir;
mientras los mendigos lloren de frío en la noche,
mi corazón no sonreirá.
Matad la tristeza, poetas.
Matemos a la tristeza con un palo.
Hay cosas más altas
que llorar el amor de tardes perdidas:
el rumor de un pueblo que despierta,
eso es más bello que el rocío.
El metal resplandeciente de su cólera,
eso es más bello que la luna.
Un hombre verdaderamente libre,
eso es más bello que el diamante.
Porque el hombre ha despertado,
y el fuego ha huído de su cárcel de ceniza
para quemar el mundo donde estuvo la tristeza.

 



ENRIQUE SOLARI SWAYNE

Nació en Lima en 1915. En 1934 viajó a España y Alemania donde estudió medicina graduándose de psicólogo. Fue catedrático en la Universidad Nacional de San Marcos. Su obra literaria consta de una novela, una obra dramática en alemán, poesía y tres obras dramáticas en español. Murió en 1995 dejándonos Collacocha como una razón más para sentirnos orgullosos del Perú ya que constituye uno de los mejores escritos en el país con un tema sólo posible en el Perú. Posee universalidad porque expresa emociones y situaciones inherentes a la condición humana más allá del tiempo y la distancia. La crítica fue unánime al reconocer a Enrique Solari como un valor dramático continental.



CRONOLOGÍA DE LA VIDA DE J. C. MARIÁTEGUI

J.C. Mariátegui

  • Preparada por Alberto Flores Galindo y Ricardo Portocarrero para la Antología Invitación a la Vida Heroica.

  • Corregida y aumentada para la Exposición Mariátegui Cien Años por Ricardo Portocarrero y José Carlos Mariátegui E.

  • Publicada en Internet por primera vez en 1996 en la página de la Casa Museo José Carlos Mariátegui.

  • 1984 Nace en Moquegua el 14 de junio de

  • 1894. Sus padres: María Amalia La Chira Ballejos y Francisco Javier Mariátegui Requejo. Tuvo dos hermanos: Guillermina y Julio César. Su padre abandona el hogar siendo José Carlos muy niño; la madre, para mantener a sus hijos, se traslada a Lima.

  • 1899 La familia Mariátegui-La Chira va a vivir a Huacho, donde reside la rama materna.

  • 1901 José Carlos Ingresa a la escuela.

  • 1902 Sufre un accidente en la escuela, por lo que es trasladado a Lima e internado en la Maisón de Santé. Padece una larga convalecencia de cuatro años; queda delicado de la pierna izquierda; no puede continuar sus estudios.

  • 1907 Muere su padre, Francisco Javier Mariátegui, el 9 de noviembre en el Callao.

  • 1909 Entra a trabajar como "alcanzarrejones" en el diario "La Prensa".

  • 1910 Asciende a ayudante del linotipista y corrector de pruebas.

  • 1911 Febrero. Primer artículo en el diario La Prensa, firmado con el seudónimo Juan Croniqueur. Ingresa al servicio de la redacción y ayuda en la clasificación de los telegramas de provincias.

  • 1912 Le es encomendada la redacción de las notas policiales y de lotería.

  • 1913 Se incorpora a la redacción de "La Prensa".

  • 1914 Comienza a escribir regularmente artículos para "La Prensa" sobre tópicos literarios y artísticos. Colabora con la revista "Mundo Limeño".

  • 1915 Inicia su colaboración con la revista hípica "El Turf" y con la revista femenina "Lulú": Notas sociales, cuento y poesía.

  • 1916 Enero. Estrena "Las Tapadas", obra de teatro escrita en colaboración con Julio de la Paz. La crítica no le fue favorable. Febrero. Retiro en el Convento de los Descalzos. Los poemas que escribió allí se publican en la revista "Colónida". Junio. Renuncia a "La Prensa". Al mes siguiente ingresa a "El Tiempo" como redactor principal y cronista parlamentario con su sección "Voces", dedicada a comentarios críticos sobre la política nacional. Es nombrado co-director de la revista "El Turf". Publica el poema dramático La Mariscala, junto con Abraham Valdelomar. Anuncia su libro de poesías "Tristeza", que no llega a publicarse.

  • 1917 Publica por corto tiempo el diario "La Noche", en contraposición al diario "El Día", que estaba vinculado al gobierno de Pardo. Se matricula en un curso de Latín en la Universidad Católica. Gana el premio Municipalidad de Lima otorgado por el Círculo de Periodistas, con su crónica periodística "La Procesión Tradicional". Es elegido vicepresidente del Círculo de Periodistas. Noviembre. Ocurre el 'escándalo' del cementerio mientras los bolcheviques toman el poder en Rusia.

  • 1918 Junio. Junto a César Falcón y Félix del Valle, funda "Nuestra Epoca", revista de orientación socialista. Es agredido por un grupo de jóvenes militares por su artículo "Malas tendencias: El deber del Ejército y el deber del Estado", publicado en el primer número. Es uno de los fundadores del Comité de Propaganda y Organización Socialista, del cual se separa pronto por divergencias internas.

  • 1919 A principios de año se separa de "El Tiempo". Mayo-Agosto. Publica el diario "La Razón", desde donde apoya el paro general por el abaratamiento de las subsistencias y el movimiento de reforma universitaria. El diario es clausurado por presión del gobierno de Leguía, debido a su línea periodística de oposición. Octubre. Mariátegui es enviado a Italia por el gobierno de Leguía como agente de propaganda del Perú en el extranjero, como forma de encubrir su deportación. Noviembre. Llega a Francia y se entrevista con Henri Barbusse en París. Prosigue a Roma. Diciembre. Conoce a Anna Chiappe en el Restaurant Campestre "Il Piccolo Edén", en el pueblo de Nervi (Génova). 1920 Inicia sus colaboraciones periodísticas para el diario "El Tiempo", posteriormente agrupadas como "Cartas de Italia". Inicia su formación marxista con la lectura sistemática de literatura pertinente. Julio-Octubre. Recorre el norte italiano (Turín, Milán, Venecia), siguiendo con atención el movimiento huelguístico de Turín y el fenómeno de los Consejos de Fábrica. 1921 Enero. Asiste al Congreso del Partido Socialista Italiano en Livorno, -donde el ala izquierda se escinde y forma el Partido Comunista Italiano- como corresponsal del diario "El Tiempo". Febrero. Se casa con Anna Chiappe y en diciembre nace su primer hijo, Sandro Tiziano Romeo. 1922 Junto con César Falcón, Carlos Roe y Palmiro Machiavello, funda la primera célula comunista peruana. Abril-Mayo. asiste a la Conferencia Internacional convocada por el Consejo Supremo de la Sociedad de las Naciones. Junio. Abandona Italia y recorre Europa a la espera de poder volver al Perú. Visita Francia, Alemania, Austria, Hungría, Checoslovaquia, y Bélgica. Durante ese recorrido estudia los movimientos revolucionarios que convulsionan el continente europeo después de la guerra.

  • 1923 Enero. Se embarca rumbo al Perú, desde el puerto de Amberes (Bélgica), en el vapor "Negada". Marzo. Regresa al Perú. Es entrevistado por Ángela Ramos para la revista "Variedades". Se aboca a la tarea de editar un diario o una revista. Abril. Establece contacto con Haya de la Torre y la Universidad Popular, por intermedio de Fausto Posadas, quien fuera redactor obrero de "La Razón". Junio. Inicia en la Universidad Popular su ciclo de conferencias titulado "Historia de la Vida Mundial". Septiembre. Inicia su colaboración con la revista "Variedades", en la sección "Figuras y Aspectos de la Vida Mundial". Octubre. Haya de la Torre es deportado por el gobierno de Leguía. Oscar Herrera asume la rectoría de la Universidad Popular y Mariátegui la dirección de la revista "Claridad". Es arrestado en una reunión de dicha revista junto con un grupo de profesores y alumnos de la Universidad Popular, Noviembre. Aparecen anuncios de la revista "Vanguardia. Revista Se! manal de Renovación Ideológica. Voz de los Nuevos Tiempos", dirigida por Mariátegui y Félix del Valle, proyecto que no llega a concretarse.

  • 1924 Enero. Concluye el ciclo de conferencias en la Universidad Popular. Marzo. El número 5 de la revista "Claridad" está dedicado a Lenín. Impulsa la fundación de la Editorial Obrera Claridad. Mayo. Grave crisis de su salud: salva la vida tras la amputación de la pierna derecha. Septiembre. Inicia su colaboración en la revista "Mundial", que dirige Andrés Avelino Aramburú, con la sección "Motivos Polémicos" y después "Peruanicemos al Perú".

  • 1925 Es propuesto por los estudiantes para una cátedra universitaria, lo que no es aceptado por el Rector. Octubre. Funda la Editorial Minerva. Publica su primer libro, "La escena contemporánea", serie Biblioteca Moderna de la Editorial Minerva.

  • 1926 Febrero. Aparece "Libros y Revistas", órgano de la Editorial Minerva que servirá de base económica y de circulación para la revista "Amauta". Con la fundación de las primeras células de la A.P.R.A., Mariátegui acepta participar desde Lima en ese frente único. Septiembre: Aparece "Amauta", revista mensual de definición ideológica.

  • 1927 Febrero-Marzo. Polemiza sobre el indigenismo con Luís Alberto Sánchez. Junio. El gobierno de Leguía denuncia la existencia de un supuesto "complot comunista" e inicia la represión contra los núcleos obreros e intelectuales. Mariátegui es recluido en el Hospital Militar de San Bartolomé. Se clausura "Amauta" y la Editorial Minerva. Mariátegui estudia la posibilidad de trasladarse a Buenos Aires o Montevideo. Diciembre. Reaparición de "Amauta".

  • 1928 Abril. Ruptura entre Mariátegui y Haya de la Torre. Mariátegui toma contacto con la Secretaría Sindical de la Tercera Internacional por intermedio del español Miguel Contreras. Envía a la U.R.S.S. como delegados al IV Congreso de la Profintern (Sindical Roja) realizado en Moscú, y al Congreso de los Países Orientales realizado en Bakú, a Julio Portocarrero y Armando Bazán. Septiembre. Aparece en la revista "Amauta" el editorial "Aniversario y Balance" donde define su orientación socialista. Se inician los trabajos para la fundación del Partido Socialista. Octubre 8: Se constituye formalmente el Partido Socialista con Mariátegui como secretario general. Noviembre. Aparece "7 Ensayos de Interpretación de la Realidad Peruana". Aparece el quincenario obrero "Labor".

  • 1929 Febrero-Abril. Publica en la revista "Mundial" su novela corta "La Novela y la Vida". Mayo. Se constituye el Comité Organizador Pro-Central General de Trabajadores del Perú. Ese mismo mes envía a Montevideo a Julio Portocarrero como delegados al Congreso Constituyente de la Conferencia Sindical Latinoamericana. Junio. Asisten a Buenos Aires Hugo Pesce y Julio Portocarrero como delegados a la Primera Conferencia Comunista Latinoamericana. Es nombrado miembro del Consejo General de la Liga Anti-imperialista, órgano impulsado por la Tercera Internacional. Setiembre. La casa de Mariátegui es allanada, esta vez debido a un supuesto "complot judío". Clausura de "Labor".

  • 1930 Febrero. Eudocio Ravines regresa clandestinamente al país. Es nombrado secretario general del Partido Socialista. Marzo. Mariátegui es internado de emergencia en la Clínica Villarán. Muere el 16 de abril.


LA PASIÓN DEMOLEDORA DE

MANUEL GONZÁLEZ PRADA

 J.C. Mariátegui

Por Ricardo Calderón Gutiérrez

       A través de los años desde su fundación en 1991, el Instituto de Cultura Peruana ha rendido homenaje a un escritor clásico de la literatura peruana cada año. De tal manera, César Vallejo, Inca Garcilaso de la Vega, Ricardo Palma, José Santos Chocano, José María Eguren, José María Arguedas, Abraham Valdelomar y Flora Tristán han sido motivos de estos homenajes.

      En el transcurso del presente año, recordamos al escritor, poeta, ensayista, dramaturgo y traductor: Don Manuel González Prada, cuyos ancestros por los años de 1600 desempeñaron funciones de Page, Secretario, Caballero y Conde en la corte de los reyes de España, hasta que Josep González de Prada decide trasladarse al Virreinato del Perú en 1784, cuando se extinguía la revolución de Túpac Amaru, donde desempeñó varias funciones , hasta que se produjo la independencia, entonces su hijo Francisco se graduó de abogado y vio abrirse ante sus ojos apetitosas perspectivas. Abrió su bufete en Arequipa y fue nombrado Juez de Primera Instancia. Esta es la época en que nuestros generales de la independencia: Gamarra, Vivanco, Castilla y otros se disputan la presidencia del Perú en constantes sublevaciones.

     Durante la presidencia del general Echenique, Don Francisco se convirtió en su Consejero y Ministro Plenipotenciario, pero la nueva revolución de Castilla echó por tierra sus funciones y tuvo que partir al exilio en Chile con su familia, allí su hijo Manuel asistió a un colegio inglés donde aprendió el inglés y el alemán. Dos años después volvieron a Lima, donde Don Francisco fue elegido Alcalde y Decano del Colegio de Abogados.

      El niño Manuel fue matriculado en un Seminario contra su voluntad y terminó fugándose de allí para matricularse por su cuenta en el Colegio San Carlos. Después del colegio se graduó de Bachiller en Filosofía y Letras en 1862, a la vez seguía los cursos de Derecho para complacer a sus padres pero no llegó a graduarse porque en lugar de estudiar Derecho Romano prefirió escribir versos y dramas, refugiándose en la hacienda Mala, muy cerca de Lima.

      Viajó por la región andina conociendo de cerca la explotación del indio, mientras su fama de poeta se extendía. En otro acto de rebeldía contra las tradiciones de su familia suprimió la preposición “de” de su apellido para llamarse simplemente Manuel González Prada. Ocho años de su juventud transcurrieron en la hacienda Mala donde cultivaba la tierra y la literatura hasta que reventó la guerra con Chile.

     Prada estuvo en la defensa del fuerte “El Pino”, en la línea de Miraflores donde peleó hasta quemar el último cartucho. Frente a la ocupación chilena de Lima, clamó por una reacción nacional, acusó a los gobernantes del país por sus luchas intestinas, convirtiéndose en el verbo del revanchismo. En esos momentos la literatura está condicionada por el proceso histórico. Hay un “que hacer” fundamental. “En la guerra con Chile no sólo derramamos la sangre, exhibimos la lepra”, escribió en un artículo.

      En el Teatro Politeama, el 29 de julio de 1888, fue invitado a hablar por los escolares que iniciaban una gran colecta nacional para rescatar las provincias de Tacna y Arica, entregadas por 10 años a Chile, a raíz del Tratado de Arica, pronunció allí sus palabras lapidarias: “¡Los viejos a la tumba, los jóvenes a la obra!”. Datan de esos tiempos estos versos de Prada: Para verme con los muertos ya no voy al Camposanto, busco plazas, no desiertos, para verme con los muertos. ¡Corazones hay tan yertos! ¡Almas que hieden tanto! Para verme con los muertos Ya no voy al Camposanto.

      Era necesario demoler, y a ello se dedicó Prada a través de la frase erudita, de la cita precisa, del giro resonante, y del fulgor de la metáfora. Prada destruyó valientemente: “O combatientes o esclavos”. Con aquella pasión criticista y con la esperanza de una revolución literaria en el país, es que Prada comienza su tarea en el “Círculo Literario”, donde anuncia la posibilidad de una literatura radical.

      Muerto Luís E. Márquez, el fundador de esa agrupación literaria, Prada se convirtió en el portavoz de todas las inquietudes de avanzada. Su conferencia en el Ateneo de Lima es un amplio estudio literario, exhortando a la originalidad, pese a su admiración por los escritores clásicos de la literatura española, francesa y alemana, denuncia a los que en nuestro país continúan los rumbos de aquellos. “Los idiomas se vigorizan y retemplan en la fuente popular más que en las reglas muertas de los gramáticos” decía Prada. Consideraba que entre nosotros el escritor debería responder a la lengua y a la realidad geográfico-social de América. Con estas orientaciones nació el Partido Radical de la literatura que devino en verdadero partido político con la “Unión Nacional”. Pero le faltó fe, confianza en una organización. No tenía un sistema político. De allí la diferencia con sus discípulos Mariátegui y Haya de la Torre, por eso cuando Prada no sabía si ser o no ser caudillo de las nuevas ideas, decide viajar a Europa por una situación familiar. Su esposa francesa había perdido sus dos primeros hijos y por eso deciden tener el tercero en París, allá Prada tuvo la admirable serenidad de sentirse estudiante con más de 40 años de vida y con una aureola política y literaria sobre sí.

       En París publica la recopilación de sus discursos y ensayos bajo el título de Páginas Libres. Ahí está su conferencia en el Ateneo, su discurso en el entierro de Márquez, su devoción por Vigil, su admiración por Grau, sus ataques a Castelar y Valera, su visión de Hugo, su ingreso en el mundo de la duda de Renán, piedra angular de su talento literario, su conocidísimo ensayo: "Notas acerca del idioma” de una rebeldía idiomática que se adelanta a los versos de Chocano. Decía allí: "Aquí en América y en nuestro siglo, necesitamos una lengua condensada, jugosa y alimenticia, como extracto de carne; ... una lengua, en fin, donde se perciba el golpe del martillo en el yunque, y hasta el olor del ácido fénico, el humo de la chiminea o el chirrido de la polea en el eje".

      Cuando años después vuelve al Perú, "La Unión Nacional", su vieja agrupación radical, ha entrado en componendas políticas y él, ideólogo recalcitrante, se aleja de la acción para continuar solo su prédica.

      El Intelectual y el Obrero muestra claramente la nueva posición de Prada, donde decía: "Tan fecunda tu labor como la mía; los granos de trigo alimentan el cuerpo, las canciones del poeta regocijan y nutren el alma". La acción demoledora de Prada, la acción criticista, su vibrante fuerza de combate está sintetizada en su libro Horas de Lucha, publicado en 1908. En sucesivos cuadros, llenos de imprecaciones, con el tremante eco del Apocalipsis, pero a la vez con bisturí de cirujano, Prada repasa a "nuestros conservadores"; a "nuestra aristocracia"; a los emigrantes; a los hombres de "nuestro periodismo"; a nuestros legisladores, a los hombres públicos que unas veces son para él "beduinos" y otros "ventrales". Viene a constituir esta obra, un apasionado estudio de los más diferentes aspectos de nuestra vida social y política. Con todo ello atacaba el centralismo dominante en el Perú, manifestaba un incipiente indigenismo, mostraba su sentimiento de renovación cultural frente al tradicionalismo que lo llevó a una tardía enemistad con Palma; ofrecía su característica nota anticlerical y arreligiosa; y daba ya rienda suelta a su posición anarquista. A ello se sumaba un espíritu positivista, con su amor acentuado por la ciencia: "De todas las luchas ninguna como la emprendida por la inteligencia para descubrir la verdad, ¿quién pone límites a las conquistas de la ciencia?", diría en Páginas Libres. A ese pensamiento directriz suma su posición política en el campo nacional, con una negación total del pasado y aún del presente, olvidando —a ratos— algunos de los valores peruanos que le han servido de tema fundamental: Vigil, Grau, entre otros. Y resuena entonces su voz admonitiva de apóstol: "La palabra que se dirija hoy a nuestro pueblo debe despertar a todos, poner en pie a todos, agitar a todos como campana de incendio en avanzadas horas de la noche".

      Manuel González Prada , el Poeta. Al lado del prosista, del escritor de combate, hay un poeta muy diferente por razones de estilo: en su libro Minúsculas encontramos al poeta filósofo, sereno, parnasiano, de latente melancolía romántica, al creador del poema diminuto y delicado.

      En Presbiterianas encontramos al satírico anticlerical; en Exóticas encontramos al artificioso y refinado asimilador de formas extranjeras; en Trozos de Vida encontramos al lírico de emoción breve; en Grafitos encontramos al epigramático; en Baladas Peruanas encontramos al indigenista; en Libertarias encontramos al político.

      En 1938, aparece en París, Figuras y Figurones con un prólogo de Rufino Blanco Fombona, el mismo vigoroso venezolano que prologara la edición de Páginas Libres hecha en Madrid en 1915 y Grafitos, una interesantísima colección de poesía epigramática, con sabor indudable, con ironía manifiesta al igual que El Tonel de Diógenes con prólogo de su hijo Alfredo González Prada.

      En general, en la abundante producción de González Prada, la prosa y el verso son un medio, un instrumento de propaganda y de lucha. De lo primero, lo más perdurable y esencial está en Páginas Libres; en lo segundo, se destaca Minúsculas. Apreciemos algunos de sus versos escogidos de aquí o de allá. Ejemplo de un triolet:

      Los bienes y las glorias de la vida O nunca vienen o nos llegan tarde. Lucen de cerca pasan de corrida. ¡Triste del hombre que en la edad florida coger las flores de la vida aguarde! Los bienes y las glorias de la vida O nunca vienen o nos llegan tarde.

      En el siguiente soneto nos habla de su persistente romanticismo:

      Si eres un bien arrebatado al cielo ¿Por qué las dudas, el gemido, el llanto; la desconfianza, el torcedor quebranto las turbias noches de febril desvelo?

     Si eres un mal en el terrestre suelo ¿Por qué los goces, la sonrisa, el canto, las esperanzas, el glorioso encanto, las visiones de paz y de consuelo?

      Si eres nieve ¿Por qué tus vivas llamas? Si eres llama ¿Por qué tu hielo inerte? Si eres sombra ¿Por qué tu luz derramas?...

      ¿Por qué la sombra, si eres luz querida? ¿Si eres vida, por qué me das la muerte? Si eres muerte, ¿por qué me das la vida?

      Lo obsesiona la forma, pero más que antecesor del Modernismo es miembro de un movimiento renovador que es lo que constituye el Modernismo. "Muchas de las innovaciones métricas en Darío, Silva y Herrera Reissig —dice Luis A. Sánchez— aparecen en los versos de González Prada con fecha muy anterior a éstos. Su conocimiento del alemán, francés e italiano le permitió introducir además de la balada, el rondel francés, con su variante el triolet.

      Ejemplo de una Villanela es el siguiente poema dividido en tercetos: No me pidas una flor, que en el jardín y el vergel eres tú la flor mejor. A mí tu firme cantor pídeme laúd, rondel no me pidas una flor. Por tu aroma y tu color; Venciendo a rosa y clavel eres tú la flor mejor. Veamos el siguiente "rispetto”: ¡Felices de los muertos! Ya no miran la luz traidora de unos claros ojos. ¡Felices de los muertos! Ya no aspiran dulce veneno de unos labios rojos. ¡Felices de los muertos! ya no sienten voces que halagan y halagando mienten ¡Felices de los muertos! Ya no lloran ni vanamente compasión imploran. ¡Felices de los muertos! Ya olvidaron y de pensar y combatir cesaron.

      En su afán de buscar las formas estrictamente poéticas reprodujo el metro alkmánico en el siguiente poema: Sueño con ritmos domados al yugo de rígido acento libres del rudo carcán de la rima. Ritmos sedosos que afloren la idea, cual plumas de un cisne rozan el agua tranquila de un lago. Ritmos que arrullen con fuentes y ríos y en Sol de apoteosis vuelen con alas de nube y alondra Ritmos que encierren dulzura de panales, susurro de abejas, fuego de auroras y nieve de ocasos. Ritmos que en riego crisol atesoran sonrojos de virgen, leche de lirios y sangre de rosas. Ritmos, oh amada, que envuelvan tu pecho, cual lianas tupidas cubren de verdes cadenas al árbol. Algunos en aparente forma de prosa como su tan conocido poema "Mi Muerte", en binarios:"Cuando vengas tú, supremo día, yo no quiero en torno mío, llantos, quejas, ni ayes; no sagradas preces, no rituales pompas, no macabros cirios verdes, no siniestra y hosca faz de bonzo ignaro. Quiero yo morir consciente y libre, en medio de frescas rosas, lleno de aire y luz, mirando al Sol. Ni mármol quiero yo en mi tumba. Pira griega, casto y puro fuego, abrasa tú mi podre; viento alado, lleva tú mi polvo al mar. Y si algo en mí no muere, si algo al rojo fuego escapa, sea yo fragancia, polen, nube, ritmo, luz, idea".

      Ejemplo de un laude es este conocido poema: Todo goce, todo ría; con la luz del nuevo día. Monte, selva, mar y llano alcen himno tan pagano que hasta el pecho del anciano se estremezca de alegría. ¡Oh, Sol hemos de perderte! lo espantoso de la muerte es no verte más, no verte Oh gloriosa luz del día. En Baladas Peruanas ha de sintetizar su sentimiento de protesta y de lamento, de tendencia vernacular y a la vez revolucionaria, en forma de un diálogo : . . .—"¿Cuándo del huevo del cóndor Una sierpe nacerá?” —"Cuando el pecho de los blancos Se conmueva de piedad". —"¿Cuando el pecho de los blancos Piadoso y tierno será?" —”¡Hijo! el pecho de los blancos No se conmueve jamás”.

      Ejemplo de una sátira en el campo político es este ataque al presidente Piérola: ¿Viste un día a Perinola con dormán, casco y espada? Entre mucha banderola vi pasar a Perinola. dictador de carambola, más vestido de parada, iba orondo Perinola con dormán, casco y espada. Y no podía faltar un poema que retrata su carácter y su pasión: Si una verdad guardara yo en mis manos y esa verdad oscureciera el sol y en un desierto convirtiera al mundo ¡Mis manos abriría yo!.

      Manuel González Prada resume los años de su vida como Bibliotecario. La pasión por la cultura que había animado a todos los positivistas venía a constituir la base de toda acción política. Y González Prada quiere realizar parte de esa labor desde la Biblioteca. El pensamiento universal al alcance del pueblo. Años de pasiones encendidas, en los que Prada continúa siendo joven, inconforme y rebelde. En suma, disertó con elegancia, fustigó con audacia y vivió decorosamente de acuerdo con sus ideas, y si como prosista y como poeta dejó obras perdurables, hizo mucho más: creó un estilo por el que perdurará por siempre.

Opiniones acerca de su obra

Decía Riva Agüero, refiriéndose a González Prada: "Su prosa es la más cálida, acerada y elocuente de la literatura peruana. Admiro a González Prada —exclamaba— como estilista; lo respeto personalmente, porque es íntegro, porque procede de buena fe; porque no se ha doblegado ante nadie: porque en medio del general servilismo que reina, del general encorvamiento, ha sabido mantenerse erguido y digno; porque ante una sociedad gazmoña y fanática imbuida en preocupaciones de aldehuela, ha desplegado bizarramente a todos los vientos el estandarte del pensamiento libre...” Manuel González Prada "se caracteriza por la disidencia y la insatisfacción", ha dicho Federico de Onís. Pero por otra parte, se ha señalado que se adelantó a su sino histórico y que "madrugó en exceso". Prada, ante todo, cumplió su papel de criticista, con una envergadura moral y una fuerza en el lenguaje verdaderamente singulares. "Sacrificando su sensibilidad estética al deber moral, lo individual a lo público, puso magisterio de austeridad y vivió y murió en desvelo constante oteando los caminos por donde hoy marcha la generación hija de su rebeldía", concluye en un ensayo Mañach. Manuel Beltroy, resume los caracteres del escritor con esta frase: "Discípulo de Renán y de Haine, alumno de Gracián y de Quevcdo, al tiempo que aplica la ciencia histórica de los primeros y sutil de los segundos al estudio y curación de nuestros males nacionales, renueva y reverdece la lengua y la literatura patrias". Prada como poeta destruyó la tradición española de nuestro romanticismo. Como prosista buscó la perfección del lenguaje y derrumbó viejos mitos sin construir una teoría política, pero sí una corriente de pensamiento en el mundo de las ideas en el Perú.


SELECCIÓN DE LAS OBRAS DE GONZÁLES PRADA:

PAGINAS LIBRES Y HORAS DE LUCHA

DISCURSO EN EL POLITEAMA

EL INTELECTUAL Y EL OBRERO
 

I.C.P. (c) 2008 - Miami, Fl. USA - Telf: (305) 794 0695 / Email:ricardo_calderon@juno.com
www.institutodeculturaperuana.com